El poder notarial es un documento siempre autorizado por un notario púbico que permite a una persona física o moral a designar como representante de la misma, con el objetivo de que actué en su nombre en ciertos actos jurídicos. Es decir el poder notarial acredita al apoderado como tal.

La persona o empresa que haya acreditado cierto poder está en total libertad de revocar tal poder notarial, en cualquier momento que él disponga. Este proceso se realiza solicitando la copia autorizada dl poder. Si se negara este procedimiento, es necesario realizar una escritura de revocación del poder y notificar al representante a través de un notario.

Hoy en día este proceso es sumamente fácil, ya que se cuenta con la firma electrónica del notario público, porque se puede solicitar de manera inmediata la autorización del poder notarial. Esto te ahorrará mucho tiempo y procesos jurídicos.